“Por los nuevos mártires”

FE

Licda. Katy Alvarenga

4/18/20242 min leer

El Papa insiste “que siempre habrá mártires entre nosotros, y cuya señal nos indica que vamos por el camino correcto”. El hecho que haya mártires significa que algunos han arriesgado sus vidas para seguir a Jesús, para vivir según su mensaje y encarnar en el mundo su Evangelio de amor, paz y fraternidad. No lo han renegado ni olvidado, sino que han mantenido firme su fe y han demostrado su fidelidad a Jesucristo. Por eso indican el camino correcto para la Iglesia”.

Estamos invitados a ser y orar por los mártires, que defienden su fe y así mismo por aquellos cristianos que sufren persecución o discriminación, quienes luchan cada día por la defensa de su propio derecho a la libertad religiosa.

Actualmente pedimos a nuestro Santo Romero, a que nos proteja durante todas las situaciones difíciles del país, y nos permita mantener nuestra esperanza en Cristo de desear un mundo más justo y más fraternal. Respecto a ello tenemos que concientizarnos que nosotros tenemos que ser entes de cambio en cada ámbito donde nos desarrollamos, dando testimonio de amor, valentía y conversión personal.

Nos corresponde, como hijos e hijas de la Iglesia, seguir el ejemplo de estos valientes testigos de la fe. Al recordar a los mártires y aquellos que enfrentan persecución, renovamos nuestro compromiso con los principios del Evangelio y nos comprometemos a ser portadores de esperanza y amor en un mundo que a menudo parece estar lleno de oscuridad y desesperación.

Es fundamental que, al orar por los nuevos mártires, también actuemos en solidaridad con aquellos que enfrentan persecución y discriminación. Debemos levantar nuestras voces en defensa de la libertad religiosa y trabajar incansablemente por la justicia y la paz en todas partes del mundo.

Que la valentía y el sacrificio de los mártires nos inspiren a ser testigos valientes de la fe en nuestras propias vidas. Que su ejemplo nos impulse a buscar la justicia y la reconciliación, y a trabajar por un mundo donde todos puedan vivir en paz y libertad. Encomendémonos a la protección de San Óscar Arnulfo Romero y pidámosle que interceda por nosotros mientras continuamos nuestro camino de fe y servicio en el mundo. Que su ejemplo y el de todos los mártires nos guíen en nuestro viaje hacia un futuro más justo y fraterno para toda la humanidad.

Éste año Papa Francisco ha exhortado a orar por los nuevos mártires a quienes él ha definido como un cristiano que da testimonio del Evangelio hasta la muerte sin recurrir a la violencia.